Se apaga la voz más radical en la lucha contra el sida

cuerposperifericosenred

Ha muerto Larry Kramer. Escritor, dramaturgo, guionista y, sobre todo, inagotable defensor de los derechos del colectivo LGTBIQ, Larry Kramer fue todo un icono de la lucha contra el SIDA en EEUU en los momentos más difíciles. Pasó de Gay Men Health Crisis a Act-Up y en ambas organizaciones fue un elemento polémico y visible, enfrentado a los poderes médicos y policiales, así como a un gobierno que no cuidaba la salud de los enfermos de sida. 

Guionista de clásicos como Mujeres enamoradas, de Ken Rusell, y autor de la incendiaría novela Maricones, que molestó también a un sector de la comunidad gay, Kramer es recordado por sus obras de teatro y su voz incansable. 

También estuvo en primera línea del activismo radical, lo que originó polémicas que llevaron a su expulsión de Gay Men Health Crisis, de la que fue cofundador, aunque halló una nueva línea de combate en Act-Up, con su activismo callejero y sus interpelaciones a la inacción de los poderes públicos frente a la pandemia del sida. 

Una de sus obras The normal hearth, ha sido llevada al cine con dignidad por Ryan Murphy, escrita por el propio Kramer y protagonizada por Mark Ruffalo, en un personaje con claros rasgos del propio Larry Kramer y sus luchas, disputas internas e incansable espíritu de combate. 

Kramer fue acusado de “homofobia interiorizada” por su primera novela, pero en The normal heart y Reports from the Holocaust cambia el tono por una denuncia personal. Él mismo no se consideraba un artista sino un luchador que utilizaba las palabras como armas de combate en una situación, los primeros momentos de la pandemia, en la que fue alabado y criticado casi a partes iguales. 

Criticó sin piedad la inacción de los políticos del momento ante una enfermedad que crecía de forma exponencial y ante la que solo había estigma y olvido. Aunque dado a la polémica y la paradoja, Kramer fue un guerrero incansable en una contienda contra la homofobia, la falta de atención en salud pública y el silencio en torno al sida. A él le debemos sentencias como: “Una de las lecciones más tristes que me ha enseñado esta pandemia es que el auténtico progresista heterosexual no es necesariamente amigo de la lesbiana o el gay. Luchara por los derechos raciales, por el derecho al aborto o porque la biblioteca Jefferson permanezca abierta siete días a la semana. Pero cuando se trata del homosexual siente nauseas. Intenta explicártelo, yo no puedo”.

‘¿Y tú qué miras?’, la biografía irremplazable de Gabourey Sidibe

Por Eduardo Nabal En su delicioso, ágil, a ratos descarado y de desarmante sinceridad libro autobiográfico ¿Y tú que miras? nos acercamos a la joven que protagonizó el filme Precious, del muy desigual, aunque, casi siempre, bienitencionado realizador Lee Daniels, sobre una adolescente negra, maltratada, obesa, con VIH y una suerte de empoderamiento a medias. … Sigue leyendo ‘¿Y tú qué miras?’, la biografía irremplazable de Gabourey Sidibe

‘El perfume de las flores de noche’, la última gran novela de Leila Slimani

Por Eduardo Nabal Con una vasta herencia cultural y una prosa límpida y fluida, como en casi todas sus novelas, la escritora francesa, de origen marroquí, Leila Slimani nos regala un breve, conciso pero intenso periplo interior, algo que empieza siendo una reflexión sobre la necesidad del aislamiento para poder escribir y se acaba convirtiendo, … Sigue leyendo ‘El perfume de las flores de noche’, la última gran novela de Leila Slimani

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s