Manifiesto y álbum de la concentración contra la ofensiva de Abogados Cristianos

Fotografía de Oliva Jesús

El alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, y la concejala de Feminismos y Lgtbiq, Lorena Garrón, entregaron ayer al movimiento lgtbiq la bandera arco iris que un auto judicial ha ordenado eliminar cautelarmente del balcón del Ayuntamiento de Cádiz después de la denuncia de la organización ultraderechista Abogados Cristianos. El arriado de la bandera tuvo lugar al grito ciudadano de “Cádiz será la tumba del fascismo”.

A continuación se leyó el siguiente manifiesto:

Ante la ofensiva de los grupos ultraconservadores contra la visibilidad del colectivo lgtbiq en los edificios públicos

Seguiremos en las calles, seguiremos en las instituciones.

Las entidades convocantes de esta concentración, comprometidas con los derechos lgtbiq, denunciamos la instrumentalización torticera de la sentencia 564/2020 del Tribunal Supremo que han hecho organizaciones ultraconservadoras como Abogados Cristianos para iniciar un proceso, primero simbólico y después real, de desalojo del colectivo lgtbiq del espacio público y de las instituciones.

La interpretación de dicha sentencia ha sido consultada al Defensor del Pueblo Español, quien ha afirmado que la misma “no se pronuncia, ni a favor ni en contra sobre el uso de banderas, emblemas o símbolos de movimientos sociales, colectivos, etc”, por lo que la decisión judicial de ordenar la retirada de la bandera arcoiris de la fachada del Ayuntamiento de Cádiz resulta cuando menos sorprendente.

Quienes afirman que el izado de la bandera lgtbiq vulnera el principio de neutralidad ideológica que debe regir en las instituciones olvidan que la no discriminación, la libertad sexual o el derecho a la propia personalidad que simboliza esa bandera son principios que responden a consensos democráticos que ha costado décadas alcanzar y que algunos se empeñan en arrebatarnos no solo al colectivo lgtblq, sino al conjunto de la ciudadanía.

El reconocimiento de los derechos lgtbiq, incluida la expresión de sentimientos individuales o colectivos en el espacio público y en las instituciones, no es solo una cuestión de justicia con una minoría, es también un imperativo democrático que ensancha la libertad de cada miembro de la sociedad.

No permitiremos que la homofobia y la transfobia promocionadas desde los púlpitos nos impida arrancarnos del alma el último méndigo.

Vecinas, vecinos, vecines de Cádiz: colocad la bandera arco iris en vuestros balcones.

¡VIVA EL ORGULLO!

Cádiz Diversa

Cuerpos Periféricos en Red

Aghois Lgtb+ Cádiz

‘La vida lenta’: la migración interna de Abdela Taïa

Por Eduardo Nabal La vida lenta es una de las novelas más accesibles del escritor marroquí afincado en Francia Abdela Taïa, uno de los nombres mas importantes de la literatura europea contemporánea. De nuevo, el autor hace un recorrido autobiográfico marcado por las heridas del pasado y por un presente que retrata con ritmo, mezclando … Sigue leyendo ‘La vida lenta’: la migración interna de Abdela Taïa

‘Frankisstein’ o el posthumano Prometeo de Jeanette Winterson

Por Eduardo Nabal Frankisstein, la última gran novela de Jeanette Winterson, es un brillante y complejo ejercicio de metaliteratura que engancha  al lector desde el comienzo en las redes de sus páginas. La autora empieza con la famosa reunión de talentos en ‘Villa Diodati’ donde Mary Shelley comenzó a idear su gran novela, adelantada a … Sigue leyendo ‘Frankisstein’ o el posthumano Prometeo de Jeanette Winterson

‘Un pájaro quemado vivo’ o la memoria histórica de Agustín Gómez Arcos

Por Eduardo Nabal Agustín Gómez Arcos, exiliado republicano en Francia, es uno de los mejores escritores de nuestra memoria histórica. Regresó a España en los años sesenta, donde vio coartada su libertad creativa, al tiempo que fue reconocido en varios países y traducido en diversas lenguas. No así en su lugar de nacimiento.  En Un … Sigue leyendo ‘Un pájaro quemado vivo’ o la memoria histórica de Agustín Gómez Arcos

Un comentario sobre “Manifiesto y álbum de la concentración contra la ofensiva de Abogados Cristianos

  1. Lo vi en las noticias. Una pena. Pero ante la presión de la ultraderecha creo que tendríamos que ser un movimiento más organizado. Las personas que escapamos a lo que esperaría el heteropatriarcado de nosotras deberíamos estar más organizadas, tanto al menos como la gente conservadora, que se reúne un rato todos los fines de semana en sus diferentes templos. En torno a una religión atea/agnóstica, no dogmática, feminista, antirracista, ecologista y aliada de los movimientos LGBTIQ+ lo estaríamos, y se podrían formar muchas comunidades. En infinito5.home.blog escribo sobre ella.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s