‘Sin miedo’, el último alegato de Butler contra la violencia sistémica

Por Eduardo Nabal

En su último libro, Sin miedo. Formas de resistencia a la violencia de hoy, uno de los más accesibles y comprometidos de la autora, Judith Butler comienza reflexionando sobre las formas de resistencia pacífica a la violencia institucional, teniendo en cuenta el olvido del que son objeto las poblaciones migrantes, sin papeles, los y las trans en muchos países, y todos/as aquellos que son expulsados de la esfera del reconocimiento público. 

Butler pone en cuestión la neutralidad de las instituciones y, a la vez, se hace eco de la derechización de muchas naciones, una reacción conservadora imbuida en un patriotismo paranoide donde “el otro” siempre debe ser aniquilado. La resistencia y las diferentes formas de habla y protesta (de la PAH en Barcelona a los llamamientos a la memoria histórica en Chile o Argentina) son analizadas de forma brillante por la autora, que se traslada a diferentes lugares del mapa para mostrar el avance de la “derecha revisionista” y su amenaza sobre los logros y conquistas de las posiciones progresistas. 

Analiza el poder y la performatividad de las posiciones insumisas frente a los ejes de poder, como la asamblea, pero también aquellas que surgen de nuestra propia rabia, como la risa y el llanto, frente a los efectos del totalitarismo y la imaginación neoliberal. 

Posteriormente, también reivindica el papel de las humanidades frente a los continuados ataques de los grupos religiosos contra lo que llaman “ideología de género”, ataques que solo buscan anular las conquistas y libertades conseguidas por el colectivo LGTBQ, dentro y fuera de la universidad. Butler se hace muchas preguntas pero también da respuestas sobre la reformulación de la ‘democracia radical’ y también sobre la necesidad de una academia más permeable y receptiva a las realidades de otras culturas, eliminando cualquier tipo de ombliguismo o nacionalismo supremacista. 

Sin miedo es un libro ameno y apasionado, sin renunciar al rigor característico de su autora, pero donde prosigue con intensidad su nuevo periplo por la política internacional y el significado social de la protesta, los cuerpos que se manifiestan en la calle y las diferentes alianzas que la izquierda puede tejer frente al avance de los gobiernos retrógrados. 

La presunción holgazana. Memoria de un hombre trans en un día histórico

Escribo estas palabras de madrugada, en un aeropuerto de vuelta a la tierra donde mi familia materna me ha visto crecer, donde mi abuela me intentaba poner de pequeño, sin mucho éxito, unas bragas tejidas con todo su cariño. Isa me llamaban porque nací con vagina y de paso con los órganos internos cambiados. A…

‘Lemebel’, de Joanna Reposi, el biopic ineludible de un guerrillero con tacones

¿Cómo montar el legado de toda una vida en el carro de un proyector de diapositivas? Con esta escena empieza la película documental de la cineasta chilena Joanna Reposi sobre la vida, obra y herencia política del escritor y performer de la misma nacionalidad, Pedro Lemebel, una de esas referencias imprescindibles para entender el activismo…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: