Revisitando ‘El hombre hembra’ de Joanna Russ

Por Eduardo Nabal

Aunque para mí la gran aportación de la novelista de ciencia ficción Joanna Russ al pensamiento feminista sigue siendo, sin duda, su ensayo Cómo acabar con la escritura de las mujeres, donde cuestiona el vigente canon sobre los mitos de la llamada ‘escritura femenina’, la reedición de su mítico libro El hombre hembra nos pone frente a un clásico de la literatura fantástica que en su momento causó bastante controversia y que, hoy en día, se ve como algo maltratada, desde un punto de vista narrativo, por el paso del tiempo. 

Publicada en 1970, cuando las lesbianas luchaban por ocupar su propio espacio en el movimiento de mujeres, El hombre hembra es un libro de formato original, donde se mezcla la acción, la reflexión filosófica, el teatro, la poesía y una honda reivindicación de la libertad sexual. 

La historia comienza con la existencia cotidiana de Janet Evans en una granja o comunidad femenina llamada Whileaway, en un tiempo en el que los hombres han desaparecido del planeta. No obstante, Joanna Russ, a través de saltos espaciotemporales y de la mirada de otros personajes como Jeanine o Laur, nos conduce a momentos, soñados o reales, en el que las mujeres y los hombres tenían definidos claramente sus roles, labores y espacios en la sociedad estadounidense. 

En este sentido, la autora satiriza y desmonta algunos clichés acerca de la feminidad al uso (‘el ama de casa’, ‘la supermujer’, ‘la madre eterna’) o la masculinidad dominante (‘el conquistador’, ‘el ejecutivo agresivo’, ‘el gay en el armario’), sin por ello interrumpir la acción de su relato, donde unas mujeres guardan secretos y otras toman decisiones drásticas, mezclando el humor, la prosa poética y la intrahistoria, una línea narrativa mágica que será retomada por autoras como Jeanette Winterson. 

Russ se distancia, tal vez demasiado, de las emociones íntimas de sus personajes, con su mirada mordaz sobre los estereotipos de género, los encuentros casuales y su capacidad para recrear distintas formas de sexualidad y parentesco, sin olvidar que la historia con mayúsculas fue escrita por eruditos varones. 

Aunque su novela carece de la furia sociopolítica de los libros de, por ejemplo, Octavia Butler (Parentesco), con su airado trasfondo racial, o de la habilidad de Úrsula K. Leguin (La mano izquierda de la oscuridad), en realidad Russ está continuamente jugando con sus personajes a través del uso del lenguaje, moviéndolos como fichas en el tablero del heteropatriarcado que, de pronto, parece diluirse en las brumas de una utopía llena de paradojas cotidianas. 

Si algunas de sus mujeres deciden volver a los roles tradicionales, otras quieren vivir la experiencia de la masculinidad -a pesar de detestar todo lo que ello supone culturalmente- y finalmente la autora, con una prosa culta, amena e incisiva, acaba su historia de encuentros y desengaños con la palabra, tal vez hoy cuestionada, ‘libertad’.

ÚLTIMAS ENTRADAS

David Cronenberg: el cuerpo como productor de significantes

Por Eduardo Nabal Muchas etiquetas han llovido sobre el director candiende, David Cronenberg, de larga y desigual trayectoria, que con este Premio Donosti al menos obtiene parte de reconocimiento de su importancia resignifcativa dentro del llamado cine contemporáneo. Del gore a la filosofía, de la fotografía en blanco y negro al cine en todo color, Cronenberg … Sigue leyendo David Cronenberg: el cuerpo como productor de significantes

‘Great Freedom’, homofobia y encuentros carcelarios en la Alemania de la posguerra

Por Eduardo Nabal La segunda película del realizador austriaco Sebastian Meise se erige, además de como un excelente trabajo de puesta en imágenes y despliegue de recursos actorales, en un testimonio necesario en estos tiempos de involucionismo y desmemoria histórica. Great Freedom (2021) nos narra tres momentos de la vida y la historia, en los … Sigue leyendo ‘Great Freedom’, homofobia y encuentros carcelarios en la Alemania de la posguerra

Flamenco, territorio de disidencias en el Corral de San Antón

Por José García Ya se respira el orgullo andaluz por todos los pueblos y ciudades de la provincia de Cádiz. Al Zahara Pride que nos sorprendió hace un par de fines de semana, se une este acto sobre Flamenco, territorio de disidencias, organizado por el Corral de San Antón, en Jerez de la Frontera, un … Sigue leyendo Flamenco, territorio de disidencias en el Corral de San Antón

‘Las mejores mentes de mi generación’: Allen Ginsberg se explaya sobre los ‘beat’

Por Eduardo Nabal Las mejores mentes de mi generación, la primera frase del gran poema de la voz más lúcida e inconclasta de la Generación Beat es también el título de su ensayo, un trabajo ingente con una serie de conferencias donde reúne a los grandes representantes de  esos jóvenes rebeldes que cantaron con voz … Sigue leyendo ‘Las mejores mentes de mi generación’: Allen Ginsberg se explaya sobre los ‘beat’

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s