‘Tengo miedo torero’, el testimonio imprescindible de Pedro Lemebel

Por Eduardo Nabal


Pedro Lemebel puso voz de ‘loca’ y tacones de aguja a la disidencia sexo-política chilena y en sus crónicas y estampas sociales destacó por su compromiso contra la dictadura, por la salida del armario en su país, por la denuncia de la homofobia en las filas de la vieja izquierda y por mostrar el miedo de una generación al militarismo, la delación y la falsa democracia. 

Su gran novela y uno de los libros de ficción más importantes de la narrativa chilena de la segunda mitad del siglo XX es, sin duda alguna, Tengo miedo torero, donde el autor, que fue pintor, performer, activista y hasta artista de cabaret, se mete en la piel de ‘La Loca de Enfrente’, locamente enamorada de Carlos, quien, junto a sus compañeros de lucha, traman un atentado contra el dictador de la nación, descrito también con esa prosa mordaz, barroca, insumisa, que, en algunos momentos, lo acercan a autores como Gómez Arcos, en versión chilena. 

‘La Loca de Enfrente’ queda fuera de esas reuniones de machos impetuosos, de esas conmemoraciones, de esos lutos de los muertos por la revolución, y ella misma parece algo despistada entre el deseo y el empuje de un mundo interior recreado con toda suerte de detalles, con un vocabulario encendido, barroco, sensual, mágico e iconoclasta. 

Tengo miedo torero da voz a los que, aún hoy, siguen en la segunda fila de las grandes causas de la izquierda, a pesar de los cambios, desde una vecindad y un compañerismo que nunca acaba de cuajar por la desconfianza mutua entre esa travestida sin pelos en la lengua y ese joven universitario, de barba incipiente y maneras de milico adepto a causas nobles. 

Lemebel pone como telón de fondo el Chile de los desparecidos, la figura grotesca del dictador y su señora, y también hace un intenso contraste entre la lucha cotidiana de su protagonista, transitando los géneros y queriendo hacerse un hueco en el corazón de ese joven y apuesto revolucionario, ese joven que se reúne con su cuadrilla enfrente de donde ella oye la radio, entona canciones románticas y sueña con amores imposibles. 

Un libro a la vez duro y tierno, que se precipita hacía un final catártico y que nos deja en letra y espíritu el legado de una de las plumas más iconoclastas de la literatura latinoamericana, un testigo privilegiado y a la vez una suerte de trovador de causas que nunca cree perdidas. La editorial Las afueras nos devuelve la musicalidad cálida y el grito desgarrado que atraviesan una novela de la talla de Tengo miedo, torero. Un testimonio imprescindible.

ÚLTIMAS ENTRADAS

Metalepsis y subjetividad: la astucia narrativa de ‘Maricón perdido’

Por José García La situación habitual en una narración ubica al narrador en un nivel distinto al de los personajes y los elementos del universo ficticio que está construyendo con su relato, por lo cual no existe la posibilidad de romper la subordinación o jerarquía entre estos y aquel. El mantenimiento de este orden de … Sigue leyendo Metalepsis y subjetividad: la astucia narrativa de ‘Maricón perdido’

Una dama extraviada: nociones de género y diferencia en la narrativa de Willa Cather

Por Eduardo Nabal Ya en su monumental ensayo Cuerpos que importan, la filósofa Judith Butler dedica, con ayuda de Sedgwick, un capítulo entero a la problemática del género y los nombres en las novelas de Willa Cather, que nunca se identificó del todo ni como feminista ni como lesbiana. Cather retrato con una prosa fluida … Sigue leyendo Una dama extraviada: nociones de género y diferencia en la narrativa de Willa Cather

Apología de un desmembramiento y otros versos heridos

Por Marina Torti Fotografía de Oliva Jesús (publicación póstuma) Desquebrajada por mis pensamientos golpeo mi hombro para volver a colocarlo un dolor seco se apodera de mi sistema nervioso. Las convulsiones me hacen vomitar, lleno el salón de recuerdos todos ellos despojados del silencio no paran de palpitar sobre mis tímpanos. La paranoia no deja … Sigue leyendo Apología de un desmembramiento y otros versos heridos

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Un comentario sobre “‘Tengo miedo torero’, el testimonio imprescindible de Pedro Lemebel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s