‘Mi autobiografía de Carson McCullers’ llega al castellano

Retrato de Carson MaCcullers.

Por Eduardo Nabal

De nuevo gracias a Gloria Fortún por traducir de forma exquisita una obra, Mi autobiografía de Carson McCullers donde se funden el amor por los clásicos de la buena literatura y la ‘impostura queer’ de leer de otra manera.

Jenn Shapland hace un peculiar ejercicio de aproximación a la figura de Carson McCullers, pero no se limita a buscar o rastrear los datos biográficos de la autora de El corazón es un corazón solitario, sino que trata de unir su propia experiencia como escritora, mujer y lesbiana en un contexto represivo para hacer un ejercicio de vampirismo de aquello que nos cuentan y quién lo cuenta, llegando a fundir su propia experiencia vital con lo que sabemos, suponemos y no sabemos de una autora hoy algo olvidada, a pesar de que mucha gente recuerda creaciones como Frankie y la boda con Julie Harris como una de las primeras adolescentes con aspecto masculino del cine de Hollywood. O la mala acogida de la, por otro lado, fascinante Reflejos en un ojo dorado, donde la autora lleva la homosexualidad reprimida a un fuerte del sur de los EEUU, entre la apatía y la locura. 

Los análisis sobre la frontera entre autor y lector/a o receptora y el racismo, la homofobia y el capacitismo, así como los marcadores de género en la vida y en la obra de McCullers, coincide con la elección como presidente de los EEUU de Donald Trump y la autora piensa en que el devenir de la historia no es hacia adalante sino, en cierto sentido, centrífugo. 

Mi autobiografía de Carson McCullers está escrito con elegancia pero sin miedo a hablar de temas semitabúes, como el armario en el que vivieron algunas escritoras de su tiempo,  la diversidad funcional, los fantasmas de la llamada ‘enfermedad mental’ y la búsqueda de saberes y modelos de vida alternativos en contextos académicos.

‘Ángeles perdidos’, avance de un poemario en ciernes

Estos tres poemas pertenecen al poemario en estado de cocción del mismo nombre:’Ángeles perdidos’, del artista de la Maison Europea de Autores, en Bruselas, Rodrigo M. Malmsten, con una pródiga actividad en literatura erótica gay. El calor repta por el costillar del ciervo que te abraza floto en la oscuridad del lago floto… vago como… Leer más →

Annie Proulx: de ‘Brokeback Mountain’ a ‘El bosque infinito’

Los nortemaericanos no tienen sentido del paso del tiempo, para ellos sol existen tres años: el año pasado, este año y el año que viene. Supongo que yo me atengo a mis tradiciones. Me gustaría saber que sigue habiendo bosque cuando yo no esté. Aunque tuviésemos una canoa llena de dinero, no nos permitirán ser… Leer más →

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: