‘Saint-Narcisse’: LaBruce especula con el mito de Ovidio

Por Eduardo Nabal

Es imposible adivinar la siguiente apuesta del iconoclasta y afamado Bruce LaBruce que, salido de las filas del porno gay y el post-porno, ha transitado por su propia visión del mundo, rondando los senderos de la imaginería queer y alternando apuestas tan notables como Gerontophilia y tan irreverentes como la reciente The missandrist. El protagonista de Saint-Narcisse, su último filme, es Dominic (un esforzado e intenso trabajo del seductor Félix Antoine Duval) un joven que cuida de su abuela y está locamente enamorado de su propia imagen, fotografiándose sin parar, deteniéndose en los espejos y los escaparates… 

El filme, visualmente uno de los más elegantes y detallistas del canadiense, nos sorprende cuando el taciturno y soñador protagonista masculino descubre unas cartas que lo conducirán a un paraje natural – filmado con una mezcla de pasión y onirismo- donde encontrará a su verdadera madre, que vive con otra mujer y que lo abandonó como consecuencia de un escándalo pueblerino. 

La trama, algo folletinesca, pero llevada con ritmo y saludable sentido del humor, nos conduce a lo salvaje y a ese monasterio donde Dominic descubre la existencia de un hermano gemelo, el chico favorito del mandamás de la orden. LaBruce arremete contra la intolerancia, al tiempo que nos obsequia con una cuidada imaginería homoerótica que, en las secuencias que transcurren en el internado religioso, no deja de tener ecos claramente jarmanianos. 

El protagonista es impulsivo y las imágenes, con breves “‘lashbacks’ y ‘voces en off’ que lo secundan y acompañan, están caracterizadas por una mezcla de vigor y realismo mágico, en su incursión más cercana a la leyenda, sin abandonar su imaginería fetichista, irreverente y su mirada desafiante a las normas “no escritas”. 

Sin descuidar el homoerotismo, la reivindicación de la libertad femenina, la creatividad como impulso vital, LaBruce filma algunos de los paisajes más líricos de su obra, con esos bosques y lagos que sirven de trasfondo a un relato sobre la intolerancia y el despotismo y otra reivindicación de mensaje abierto de una identidad propia, libre, y alejada de los dogmas establecidos. La Bruce mezcla las texturas musicales, sacras y profanas, mezcla lo lírico, lo bizarro y lo barroco y se vale del desafío de los cuerpos y los iconos, femeninos y masculinos, para construir una de sus fábulas más subyugantes.

ÚLTIMAS ENTRADAS

‘La mitad evanescente’: negritud y disidencia sexual en la Norteamérica profunda

Por Eduardo Nabal Con su primera novela, la joven escritora afroamericana Britt Bennet ha logrado conquistar al público internacional gracias a la agilidad de su prosa, al manejo diestro de las andanzas de sus personajes y a que, sin abandonar el devenir interior y exterior de sus protagonistas, traza un interesante, sensual y renovado fresco … Sigue leyendo ‘La mitad evanescente’: negritud y disidencia sexual en la Norteamérica profunda

Identidades trans: una realidad que se abre paso en las aulas andaluzas

Por José García* Les niñes y adolescentes que cursan sus estudios en el Sistema Educativo Andaluz están de enhorabuena. Desde el pasado mes de enero ya está habilitado en el programa Seneca, que utiliza la Consejería de Educación para gestionar la información personal y académica de su alumnado, una pestaña de ‘detalle de identidad temporal’, … Sigue leyendo Identidades trans: una realidad que se abre paso en las aulas andaluzas

‘La voz humana’ de Almodóvar y Switon, un exquisito pero imperfecto ejercicio de estilo

Por Eduardo Nabal En solo treinta minutos tenemos frente a nosotros a tres de los iconos de la cultura queer del siglo XX que, a pesar del apreciable y estilizado resultado final, no acaban de casar bien entre sí.  La puesta en escena, plenamente almodovariana, con sus colores encendidos, la evanescente partitura de Alberto Iglesias … Sigue leyendo ‘La voz humana’ de Almodóvar y Switon, un exquisito pero imperfecto ejercicio de estilo

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s