‘Amigas’, relatos de amor entre mujeres del siglo XVIII al XIX

Tras la buena acogida de su recopilación de cuentos de diferentes épocas y culturas, pero escritos todos ellos por autoras más o menos “fuera de la norma”, titulado La nueva mujer, Gloria Fortún (con ayuda de la también poetisa y traductora Eva Gallaud) nos obsequia con una nueva compilación de relatos que abarcan desde el siglo XVIII al siglo XX, transitando, como en su anterior libro, por las más variadas plumas femeninas, aunque mostrando, de nuevo, su gusto exquisito por la mejor literatura anglosajona. 

Amigas es una compilación de historias de escritoras muy diferentes entre sí, algunas reconocidas novelistas y otras narradoras o poetisas casi olvidadas o desconocidas por estos lares, que, sin seguir un orden cronológico preciso, nos va abriendo paso a través de la literatura sobre mujeres que aman a mujeres, anterior a la publicación de las primeras obras reconocidas sobre lesbianismo. 

La amistad, el amor sofocado, la separación dolorosa, los encuentros felices pero perecederos, la fidelidad de los llamados “matrimonios bostonianos” y hasta la transexualidad en su último cuento, publicado en 1857 de manera anónima, nos hacen navegar por distintos géneros literarios y sexuados que van desde la breve y lírica estampa amorosa (de manos de la escritora de origen cantonés apodada Sui Sin Far) hasta autoras de fama universal que nos regalan algunos de los rasgos más sobresalientes de su prosa, como es el caso de la melancólica Kate Chopin o la siempre intrépida Willa Cather, cuya joven protagonista adopta un nombre masculino. 

Pero el gran mérito de Amigas es, sobre todo, descubrirnos a autoras que escribieron sobre la pasión, sofocada o no, entre mujeres muy diferentes entre sí, en una época en la que el amor lésbico apenas era contemplado por la cultura oficial, disfrazándolo de amistad duradera o soltería, como nos aclara la propia Fortún en el prólogo. Amigas contiene páginas llenas de tristeza y alegría, recuerdos felices y amargos, todos ellos marcados por la pasión encendida entre mujeres de diferentes edades, donde no faltan apasionados romances adolescentes, señalados por la mirada de los adultos y los condicionamientos espacio-temporales. 

Tampoco falta su periplo por la narrativa gótica y de tintes fantásticos en las evocadoras narraciones de Rose Terry, Elizabeth Stuart Phelps o Alice Brown, prácticamente desconocidas por estos lares y que tienen la ocasión de regalarnos ficciones donde el amor y la muerte, el aquí y el allí, el entonces y el ahora se confunden de forma perturbadora.  

Ni falta la prosa poética experimental -en forma de desafío- de la célebre Gertrude Stein, ni de otras autoras menos conocidas que nos acercan al amor entre una madre y su hija, o entre una mujer afligida por una pérdida por el significado romántico de su jardín. En algunas de las historias -de autoras pertenecientes al renacimiento de Harlem- aparecen temas como la violencia racista, la soledad del papel tradicional de la mujer o el abismo entre diferentes clases sociales, abordados desde una perspectiva femenina y feminista. Recuperamos, bajo diferentes prismas temáticos, la elegante prosa de Sara Orne Jewnet (conocida como autora de la novela La tierra de los abetos puntiagudos, también publicada por la editorial Dos Bigotes) o Constance Fenimore Wolson, que se adentra, con destreza y sensibilidad, en los misterios de la imaginación infantil a través de los ojos inquisitivos de una niña “rarita”. 

Todos ellos constituyen piezas transgresoras y de extraña calidad, adelantadas a su tiempo, donde se mezclan el clasicismo y la experimentación , pues, como aclara Gloria Fortún, se trata de reescribir la historia del canon literario heteropatriarcal, de utilizar la palabra, mágica, sombría o incisiva de todas estas mujeres como arma de guerra en una sociedad que las ha borrado o querido borrar de su herencia cultural.

— Eduardo Nabal

Últimas entradas del blog

Metalepsis y subjetividad: la astucia narrativa de ‘Maricón perdido’

Por José García La situación habitual en una narración ubica al narrador en un nivel distinto al de los personajes y los elementos del universo ficticio que está construyendo con su relato, por lo cual no existe la posibilidad de romper la subordinación o jerarquía entre estos y aquel. El mantenimiento de este orden de … Sigue leyendo Metalepsis y subjetividad: la astucia narrativa de ‘Maricón perdido’

Una dama extraviada: nociones de género y diferencia en la narrativa de Willa Cather

Por Eduardo Nabal Ya en su monumental ensayo Cuerpos que importan, la filósofa Judith Butler dedica, con ayuda de Sedgwick, un capítulo entero a la problemática del género y los nombres en las novelas de Willa Cather, que nunca se identificó del todo ni como feminista ni como lesbiana. Cather retrato con una prosa fluida … Sigue leyendo Una dama extraviada: nociones de género y diferencia en la narrativa de Willa Cather

Apología de un desmembramiento y otros versos heridos

Por Marina Torti Fotografía de Oliva Jesús (publicación póstuma) Desquebrajada por mis pensamientos golpeo mi hombro para volver a colocarlo un dolor seco se apodera de mi sistema nervioso. Las convulsiones me hacen vomitar, lleno el salón de recuerdos todos ellos despojados del silencio no paran de palpitar sobre mis tímpanos. La paranoia no deja … Sigue leyendo Apología de un desmembramiento y otros versos heridos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s