‘The normal heart’ y el alter ego de Larry Kramer

Por Eduardo Nabal

Dirigida para televisión por Ryan Murphy, The Normal Heart adoptó la condición de película en toda regla, fue la valiente adaptación del propio Larry Kramer de su obra homónima, escrita en 1985 y filmada en el año 2004. 

Con Mark Ruffalo como Ned Weeks a la cabeza del reparto y un variado elenco que incluye a Julia Roberts en el papel de doctora, The normal heart ha sido un testimonio y un drama desgarrador sobre los primeros tiempos del sida en EEUU y sobre cómo los gays afectados tuvieron que enfrentarse a la desidia homófoba de las autoridades, ganando lentamente adeptos a su causa. 

En Ned Weeks, el propio Kramer se autoretrata como un luchador empedernido y sin pelos en la lengua, lo que le lleva a enfrentarse a sus propios compañeros  de Gay Men Health Crisis, surgida como iniciativa de los propios homosexuales para buscar ayuda cuando solo encontraban silencio y muertes. 

Murphy supera el formato de telefilme, en parte, gracias a las magníficas interpretaciones de protagonistas y secundarios, así como con una visión geométrica del tiempo y el espacio en el que se desarrolla la trama, en el que van cayendo muchos personajes ante una enfermedad sobre la que se sabía todavía muy poco. 

Menos combativa y más pesimista que la magistral 120 pulsaciones por minutos, The normal heart nos muestra al comienzo una comunidad gay despreocupada y hedonista y luego una lucha sin cuartel contra el miedo y la inacción de los representantes públicos. 

El dolor y la indignación atraviesan el filme, y Ruffalo sabe sacar los múltiples matices del personaje conductor de esta tragedia colectiva, que es también el retrato de una lucha enconada. The normal heart adapta una obra de teatro con diálogos punzantes y réplicas inteligentes, pero también pone imágenes bellas o estremecedoras a un argumento que ya es historia. 

Aunque el peso cae sobre la fuerza expresiva de los intérpretes, el realizador no descuida los detalles de ambientación histórica, saltos espacio-temporales ni la mezcla de ironía y melodrama que recorren todo el metraje de The normal heart. 

Un filme duro, sin concesiones, que es también una denuncia de la ignorancia promocionada por las fuerzas vivas en los primeros momentos de la pandemia. Mucho mas allá del telefilme, The normal heart puede considerarse una excelente muestra de cine independiente y sin tapujos que a partir de una obra de teatro del propio guionista crea un doloroso y envolvente universo audiovisual. 

A pesar de la crudeza de sus imágenes y de la potencia de su denuncia, sus 133 minutos de duración no se hacen largos debido a un ritmo perfecto y a una historia contada con impresionante veracidad, sin excluir el lirismo, la comedia negra, el melodrama familiar y el cine político. 

Ni en la obra ni en la película Kramer elude aspectos autobiográficos volcados en personaje de Ned, como la tensa relación con su hermano, la lucha polémica y la búsqueda del cambio social.

23-O: Dos experiencias nómadas de la identidad

En el día de la Despatologización Trans, exponemos un par de experiencias y reflexiones sobre la posibilidad de un tránsito feliz como escudo contra las violencias sistémicas. Doris Alza, histórica activista de la Sierra de Cádiz, nos ofrece en su vídeo Yo tenía que ser niña el testimonio de un proceso de autodeterminación. Por su … Sigue leyendo 23-O: Dos experiencias nómadas de la identidad

‘Mariquita’ estrena en Cádiz su versión más ágil y desenfadada de la mano de Albanta

Por José García No es la primera vez que el desternillante texto Mariquita aparece ahoga en una cesta, del dramaturgo portuense Juan García Larrondo, es llevado a los escenarios, pero la versión que la compañía de teatro Albanta, dirigida por Pepe Bablé, ha estrenado este fin de semana en la Sala Central Lechera de Cádiz … Sigue leyendo ‘Mariquita’ estrena en Cádiz su versión más ágil y desenfadada de la mano de Albanta

Metalepsis y subjetividad: la astucia narrativa de ‘Maricón perdido’

Por José García La situación habitual en una narración ubica al narrador en un nivel distinto al de los personajes y los elementos del universo ficticio que está construyendo con su relato, por lo cual no existe la posibilidad de romper la subordinación o jerarquía entre estos y aquel. El mantenimiento de este orden de … Sigue leyendo Metalepsis y subjetividad: la astucia narrativa de ‘Maricón perdido’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s